Fracturas de los codos en los niños

Si su niño es un atleta activo o simplemente un niño pequeño que da brincos en su cama, hay grandes probabilidades de que se caiga, en su casa o en el campo de juegos, en algún momento y tenga alguna fracturas de los codos.

Estas caídas son por lo general inofensivas. Pero cuando un niño se cae con un brazo extendido, la velocidad de la caída combinada con la presión de golpear contra el piso podrían ser suficientes generar fracturas de los codos. Estas fracturas de los codos, o alrededor del codo, corresponden más o menos al 10% de todas las fracturas en los niños.

Anatomía

El codo es una articulación compuesta de tres huesos. El codo se flexiona y se estira como una bisagra.

El húmero es el hueso del brazo entre el hombro y el codo.

El radio es uno de los huesos del antebrazo entre el codo y la muñeca. Cuando usted coloca la palma de su mano hacia arriba, el radio está en el antebrazo “del lado que corresponde al pulgar” (lado lateral, externo).

El cúbito es el otro hueso del antebrazo entre el codo y la muñeca, está situado junto al radio y corre en el mismo sentido. Cuando coloca la palma de su mano hacia arriba, el cúbito está en el antebrazo “del lado del meñique” (lado medial, interno).

Tipos de fracturas de los codos

Un niño puede experimentar una fractura en varios lugares en la zona del codo, incluyendo:

Por arriba del codo (supracondílea). El hueso del brazo (húmero) se quiebra a poca distancia arriba del codo. Estas fracturas generalmente ocurren en niños menores de 8 años. Ésta es la fractura de codo más común, y una de las más graves porque puede derivar en daño de los nervios y trastorno de la circulación.

En el codo (condílea). Este tipo de fractura ocurre a través de una de las prominencias redondeadas del hueso (cóndilos) en el extremo del hueso del brazo. La mayoría ocurren a través de la prominencia externa (lateral). Estas fracturas requieren un cuidadoso tratamiento, porque pueden alterar el cartílago de crecimient (placa epifisaria) y también la superficie de la articulación.

En el interior del extremo del codo (epicondílea). En la parte superior de cada prominencia ósea hay una proyección llamada el epicóndilo. Las fracturas en este punto generalmente ocurren en el epicóndilo interno (medial) en niños de 9 a 14 años.

Cartílago de crecimiento (placa epifisaria). El hueso del brazo y los dos huesos del antebrazo tienen cartílagos de crecimiento situados cerca del extremo del hueso. Una fractura que altera el cartílago de crecimiento (placa epifisaria) puede causar la detención del crecimiento y/o deformidad si no se trata enseguida.

Antebrazo. Una luxación del codo puede quebrar completamente la cabeza del radio, y la fuerza excesiva puede causar una fractura de comprensión también en ese hueso. Las fracturas de la punta (olécranon) del otro hueso del antebrazo (cÃobito) son raras.

Luxación con fractura. El cúbito y el radio constituyen los huesos del antebrazo y limitan con los huesos de l mano en la muñeca. Una fractura del cúbito asociada con una luxación de la parte superior del radio en el codo se llama una fractura de Monteggia. Si la luxación no se ve y sólo se trata la fractura, esto puede llevar a un trastorno permanente de la función articular del codo.

Síntomas

Sin que influya el lugar de la fractura, los síntomas de un codo quebrado son similares.

Dolor severo y agudo en el codo y el antebrazo
Ocasionalmente el niño se queja de adormecimiento en la mano si ha ocurrido una lesión de los nervios

Si su niño se queja de dolor de codo después de una caída pequeña y se niega a estirar el brazo, vea a un médico inmediatamente.

Examen médico

Después de discutir los síntomas de su niño y los antecedentes médicos, su médico examinará el brazo de su niño.

Alrededor del codo, habrá:

  • Dolor con la palpación
  • Inflamación (puede ser leve o severa)
  • Moretones
  • Movimientos limitados
  • La mano podría tener un aspecto oscuro o grisáceo si la circulación ha sido afectada.

Durante el examen físico, su médico verificará si hay algún daño en los nervios o vasos sanguíneos.

Exámenes

Las radiografías son necesarias. Éstas establecerán qué tipo de fractura ocurrió y si los huesos se movieron de su lugar. Como los huesos de un niño aún se están formando, su médico podría pedir radiografías de los dos brazos para comparar.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de fractura y del grado de desplazamiento. El término desplazamiento hace referencia a la distancia que se separaron los extremos quebrados de los huesos.

Tratamiento no quirúrgico

Si el desplazamiento es muy pequeño o no hay desplazamiento, el médico puede inmovilizar el brazo en un yeso o una férula durante 3 a 5 semanas. Durante este tiempo, puede que sea necesaria otra radiografía para determinar si los huesos permanecen debidamente alineados.

Tratamiento quirúrgico

Si las fracturas de los codos forzó a los huesos fuera de alineación, el médico deberá manipularlos para volverlos a su lugar. A veces esto puede hacerse sin cirugía, pero con más frecuencia se necesitará cirugía. Se usan clavos, tornillos o alambres para mantener a los huesos en su lugar.

El niño deberá usar un yeso durante varias semanas antes que se retiren los clavos. Los ejercicios para el rango de movimiento pueden generalmente empezar más o menos un mes después de la cirugÃa.

Resultados a largo plazo

Si la fractura del codo se recolocó en la posición normal, y luego se fijó con clavos temporalmente hasta que los extremos suelden, el resultado a largo plazo generalmente es un codo con funcionamiento normal. El rango de movimiento del codo del paciente regresa a normal, o tiene apenas una limitación leve.

Si la fractura suelda en la posición incorrecta, el codo puede permanecer permanentemente doblado y tener un rango de movimiento limitado. Es muy importante que el codo sea tratado correctamente en el momento d la lesión inicial.

Prevención

Muchas de estas lesiones de codo ocurren en patios de juegos cuando los niños están jugando en estructuras de barras o trepadoras. Ellos pierden la prensión, resbalan y caen con un brazo totalmente extendido. Por favor consulte el artículo “Playground Safety Guide” (Guía de seguridad en el patio de juegos) (listado en la sección Temas relacionados) para familiarizarse con las medidas preventivas cuando se usa estos equipos.

Para los niños más pequeños, las caídas de alturas menores, como caer desde la cama o la cuna, con frecuencia son responsables de fracturas de codo cuando el niño extiende su brazo para parar la caída. Los padres deben frenar los brincos en camas o en muebles cuando hay niños pequeños presentes.

Si su niño es un atleta activo, asegúrese que él o ella usen el equipo de protección adecuado. Las protecciones y almohadillas para codos pueden ayudar a reducir el riesgo de una fractura de codo.

Copyright by San Jorge Orthopedic Pediatric Institute 2016. All rights reserved.